miércoles, 23 de diciembre de 2015

La Revolución solar, la casa XII y los 20 años de soledad interior. ¿Por qué la Casa XII es tan especial en la carta natal y en la Revolución solar? (2ª Parte)

(MIÉRCOLES 23/12/2015) En la primera parte de este artículo: “ ¿Por qué la Casa XII es tan especial en la carta natal y  en la Revolución solar? (1ª Parte) ” nos ocupamos de la importancia que tiene la casa XII en la carta natal. Tal como lo señalamos ahí, en esta segunda parte nos ocuparemos de su importancia en las revoluciones solares.


¿Qué es una Revolución solar?


Revolución solar, es el nombre que se da en Astrología a la carta que se levanta cada año, cuando el Sol vuelve a ocupar el punto exacto en el cual se encontró en el momento de nacimiento de una persona, un gobierno o cualquier otro evento. Podríamos  afirmar que la Revolución solar es el cumpleaños de una persona o un acontecimiento.

La importancia de la revolución solar, radica en la información que nos proporciona sobre lo que habrá de ser el nuevo año de vida del nativo y como tal, es decir como una carta anual, la revolución solar tiene su propia domificación, es decir su propia división en las 12 casas terrestres que tiene toda carta astral: desde la primera casa –marcada por el Ascendente-, hasta la 12ª casa, es decir de la casa del yo soy (casa 1), hasta la casa del yo no soy (casa 12).

La Revolución solar tiene dos interpretaciones: la primera interpretación posible es su lectura en sí misma, es decir como una carta independiente que signa el cielo del año que inicia el nativo; en tanto que la segunda y la más importante, es su interpretación correlacionada con la carta natal, para lo cual superponemos sobre la carta natal, el gráfico de la Revolución solar, a fin de interpretarla en relación con las casas natales y los aspectos que forman los planetas de la carta anual entre sí y también los aspectos que forman los planetas de la carta anual, con los planetas de la carta natal.




Revolución solar, casa 12 y los 20 años de soledad interior


Si una persona no cambia su residencia y se mantiene en el lugar en que nació, cada cuatro años –en promedio- tendrá superpuesta la casa 12 de la Revolución solar sobre su signo y grado Ascendente natal, o en su defecto, el grado y signo ascendente de la Revolución solar tocará y se superpondrá a la casa 12 de su carta natal.

Esto obedece a que en promedio el ascendente de la Revolución solar, se mueve tres signos por año y con este movimiento la casa 12 de la Revolución solar. Esto es de suma importancia, porque entonces cada cuatro años enfrentamos lo que en Coaching Astral llamamos un año de soledad interior, ya que nos vemos  obligados a vivir experiencias que nos confrontan con nuestro lado oscuro. Bien porque el Ascendente anual se superpone a nuestra casa 12 o porque la casa 12 de la Revolución solar se superpone a nuestro grado y signo Ascendente natal.

Visto así un hombre que viva 80 años, en promedio, habrá vivido con mayor o menor conciencia, 20 años de soledad, dependiendo el nivel de conciencia, de la edad y del conocimiento astrológico que tenga la persona cuando le toque experimentar cada uno de estos años.

De ahí la importancia de las técnicas de relocación, es decir de cambio de residencia de la persona, cuando está a punto de recibir una Revolución solar desafortunada o nefasta, como consecuencia de cualquiera de estas superposiciones.




¿Qué sucede cuando el grado y signo Ascendente anual  se superpone a la casa 12 natal?


Siempre que sucede esta superposición, es indicativo que el año que iniciará el nativo será un año cargado de problemas, aislamiento y pesares, todo lo cual se dará en el contexto de las características de vida que hasta el momento mantenga.

Con esto queremos decir que cada persona vive esta experiencia en el marco de su realidad y más allá de los logros y reconocimientos que tenga, o más allá de las limitantes de vida y el anonimato que pueda poseer.


Se tratan de vivencias propiciadas de manera discrecional –por agentes causales- que a lo largo del año nos confrontan con las acciones  y los contenidos de nuestro lado oscuro o de nuestro yo no soy. Aquí se producen pérdidas materiales, laborales, afectivas y hasta caídas vertiginosas de la reputación y de los honores que se pueden haber recibido anteriormente. Pasando por el agravamiento de enfermedades crónicas o la aparición de otras nuevas.

Esta configuración anual lleva a tener problemas legales y en muchos casos puede conducir a prisión al nativo, dependiendo de los planetas y los aspectos que estén comprometidos en la superposición de la Revolución solar sobre la carta natal y de las acciones que desarrolle frente a esos agentes causales que le  llevan a enfrentarse con lo que hemos dado a llamar el lado oscuro de nuestra personalidad.




¿Qué sucede cuando la casa 12 de Revolución solar  se superpone al signo y grado Ascendente?


Esta configuración también es indicativa de las mismas molestias y pesares vistas en el anterior apartado, pero a diferencia de aquel, aquí el agente de estos acontecimientos es la persona misma. Sí ambas configuraciones connotan un año de soledad interior (más allá de que se comparta la vida con amigos y los seres queridos), el año en que la 12ª casa anual se posa sobre nuestro signo y grado Ascendente, es un año de profunda soledad interior.

Más que temer a la prisión impuesta por la justicia, este es un año de cautiverio interior, de prisión autoimpuesta por las limitantes, las pasiones, los vicios y los temores o frustraciones que tenga la persona. Es un año en que la persona -dependiendo de su carta natal y su predisposición- puede sumirse en profundas depresiones o adicciones y en trastornos tan complejos como la anorexia y la bulimia.

No son otros quienes enfrentan el lado oscuro de la persona, más bien se trata de la lucha interior consigo mismo, en una batalla que las más de las veces es a toda pérdida, sino se toma conciencia de lo que le toca vivir. De ahí la importancia del autoconocimiento y del conocimiento astrológico que a través del análisis e interpretación de la Revolución solar y la Carta astral nos permite conocer de manera anticipada los peligros, las amenazas y, claro está, las oportunidades que nos trae cada  nuevo año de vida, que se inicia para cada cual, alrededor de la fecha de su cumpleaños.

En una tercera parte analizaremos la Revolución solar del año 2015 del gobierno de Ollanta Humala, que como se observa en el gráfico tiene al signo y grado Ascendente del año sobre la 12ª casa natal, sin duda un año de lo más nefasto para el gobierno peruano que está enfrentando una serie de cuestionamiento a todo nivel de su gestión.